¿Necesito seguro de alquiler si soy inquilino?

Ser una persona precavida nunca está de más. Porque siempre estamos expuestos a la posibilidad de vivir algún suceso impredecible. 

De ahí que sea costumbre de muchas personas tener pólizas de seguros para el hogar, el coche, de salud o de vida.

Poco a poco han surgido muchas necesidades nuevas y, por supuesto, nuevas coberturas que seguros que no conoces, pero que te servirán mucho para que puedas vivir más tranquilo. 

De hecho, uno de estos nuevos seguros es el seguro para inquilinos, un tipo de póliza que está diseñada para proteger a todas aquellas personas que deciden vivir de alquiler. Siempre y cuando tengan una cobertura variable. 

Es decir, una póliza de seguros que les ayuda a resolver aquellas posibles eventualidades que surjan durante el periodo de alquiler. 

¿Necesito una póliza de inquilino, si el propietario tiene un seguro de hogar?

Esta es quizás una de las preguntas más frecuentes, y la respuesta es un rotundo sí, porque aunque el propietario de la vivienda ya tenga un seguro del hogar, no protege al inquilino ,y mucho menos a sus pertenencias. 

¿Qué quiere decir esto? Sencillo, quiere decir que si ocurre un evento inesperado y tus electrodomésticos o cualquier otra pertenencia se daña, tú como inquilino, deberás correr con los gastos de la reparación. 

Pasa lo mismo si entran a robar a tu casa y se llevan tus cosas, ya que el seguro de hogar solo responde por las pertenencias del dueño legal de la vivienda.  Puesto que estas ya fueron detalladas en un contrato, y el seguro sólo correrá con los gastos de las mismas. 

¿Cuáles son las ventajas de un seguro de inquilinos?

Ya te he dicho por qué debes tenerlo. Sin embargo, existe otra serie de ventajas que puedes tener con este tipo de póliza. 

Una de las principales es la que te he comentado antes. En caso de robo, tener un seguro de inquilino te garantizará que tus pertenencias estén protegidas. 

Otra de las ventajas, es que cualquier daño o desperfecto que se ocasione por accidente en la vivienda, será cubierto por la póliza, siempre y cuando ésta lo especifique. 

Dentro de estos descuidos destaca: perder las llaves, desperfectos en las paredes a causa de golpes o manchas, dejar un grifo abierto y que se inunde la casa, entre otras situaciones que pueden causar daños físicos visibles en la vivienda. 

Otra de las ventajas que se tienen cuando adquieres una póliza de inquilinos, es que en el caso de que llegase a ocurrir algún evento dentro de la casa, y tu estás fuera, si la póliza así lo establece, te ayudará a solucionar rápidamente esta situación, y no te dejará desamparado durante esos días. 

Para terminar, al contratar este tipo de póliza recibirás el servicio de asistencia legal si es necesario. 

Por ejemplo, puedes necesitar este servicio de asistencia si se da el caso de que tengas que defenderte que ciertos daños que se han producido en la vivienda y no son tu responsabilidad. 

Estas son las ventajas que tendrás con este tipo de póliza.

Queda bajo tu decisión si la necesitas o no. Y sobre todo, es muy importante que elijas una buena compañía de seguros que cumpla con todas tus expectativas.

Alquiler con opción de compra: ¿a quién beneficia más?

La crisis ha cambiado por completo el panorama inmobiliario, y uno de estos cambios es el auge de la modalidad de alquiler con opción de compra.

Sea por desconfianza o ignorancia, tanto propietarios e inquilinos pueden dudar sobre si en realidad les beneficia a ellos. Por eso queremos resolver esta duda y dejar las cosas un poco más claras.

¿Qué es la modalidad de alquiler con opción de compra?

 

El alquiler con opción de compra es la modalidad por la que se contrata el uso de una vivienda. En este caso, se paga un alquiler mensual y se pacta la posibilidad de comprarla de forma definitiva.

Durante un tiempo determinado por contrato, el inquilino podrá decidir quedarse con la casa. Mientras, deberá pagar la mensualidad correspondiente por alquiler y conocer si en realidad es la vivienda que buscaba.

Si el inquilino decide quedarse con la casa, al total del precio de la misma se le descontará lo ya pagado durante el alquiler. Por lo que es un buen incentivo para decidir quedársela si ya has permanecido mucho tiempo y estás convencido.

Ventajas y desventajas del alquiler con opción de compra

 

Tanto para propietario como para inquilino, la modalidad de alquiler con opción de compra aporta una serie de ventajas y desventajas.

Al propietario le beneficia esta modalidad al poder rentabilizar la vivienda, despreocupandose de que esté vacía y así balancear gastos. Además de ser una de las mejores formas de convencer a las personas de que es la casa que buscan.

En lo que respecta al inquilino, la modalidad de alquiler con opción de compra es la manera que tienen de poder vivir en la casa para hacerse a ella, descubriendo durante todo el proceso si es la que quieren para formar su futuro.

La versatilidad de esta modalidad hace que el inquilino pueda valorar con mayor cercanía y tiempo si es lo que en realidad quiere. Mientras, el propietario no deberá preocuparse por encontrar alguien que le compre la casa.

Ahora sí, puede que a la hora de realizar un contrato por alquiler con opción de compra los precios sean un poco más elevados, ya que la primera intención del propietario es venderla. Así que hay que reflexionar bien si merece la pena realizar esta modalidad.

¿Vale la pena para el inquilino?

 

Si estás buscando el hogar ideal para tu futuro pero no estás del todo convencido de que comprar una casa es lo mejor, esta es una de tus mejores opciones.

Con el alquiler con opción de compra quizás pagues un poco más de mensualidad de lo que sería un alquiler normal; pero en caso de que decidas que es la casa que necesitas para tu futuro, no sentirás que es un dinero perdido.

¿Vale la pena? Sí, si tienes decidido pagar un poco más por la posibilidad de probar la casa antes de comprarla.

¿Vale la pena para el propietario?

 

Por otro lado, el propietario tiene la oportunidad de rentabilizar su propiedad mientras da la posibilidad de venderla. De esta manera es mucho más probable que acabe logrando cumplir su interés inicial.

Se arriesga a todas las desventajas de un alquiler estándar, pero con los inquilinos adecuados no deberá tener ningún problema.

¿Vale la pena, entonces? Sí, ya que facilitas que a los inquilinos que les alquiles se hagan a la casa y su localización. Y es la mejor manera de convencerlos de que es la casa que necesitan para su futuro.

 

¿Por qué no consigo vender mi casa?

Seguro que más de una vez te has preguntado: ¿de verdad quiero vender mi casa? No te preocupes, es normal que dudes. 

Vender una vivienda no es tan sencillo como parece, puede ser un trabajo largo y agotador, por eso es importante fijar tu atención en los diferentes inconvenientes que pueden surgir.

Si tienes problemas para conseguir tu objetivo la primera solución no es bajar el precio, céntrate en las técnicas que estas utilizando para venderla, es probable que el error sea el método de promoción.

No obstante, si en medio año no consigues buenos resultados será necesario tomar otro tipo de medidas, como rebajar el valor de la vivienda. Consulta siempre la media de los precios en el mercado.

Una de las primeras preguntas que debes hacerte es: ¿cómo vender mi casa?

La respuesta es sencilla, fíjate en el momento actual y valora si es el adecuado. Después tienes que tener en cuenta la zona, vender una casa en un pueblo desconocido no es lo mismo que en una gran ciudad.

Para conseguir despertar el interés de tus posibles compradores es importante que cuides estos detalles:

  • El tradicional cartel de venta en tu ventana y los anuncios en internet.
  • El precio de la casa debe ser realista.
  • Tratar a todos los clientes potenciales con cercanía.
  • Aportar más valor a la vivienda, explicando las ventajas de la zona.
  • Ser flexible en la negociación.

Por supuesto tu casa debe estar en las mejores condiciones, si tu vivienda es antigua, necesitarás la ayuda de un fontanero y de un electricista. 

Hacer una reforma es una inversión y sin duda un acierto, el valor de tu casa aumentará y conseguirás venderla en un tiempo récord.

¿Cómo vender mi casa?

Lo primero que debes saber para poder vender tu vivienda con éxito es la oferta y la demanda de tu zona, parece simple, pero es uno de los principales factores que retrasan la venta de tu casa.

También tienes que poner en marcha un efectivo plan de marketing, saber promocionar un piso creando una buena publicidad en torno a él. Si no sabes por dónde empezar y desconoces las estrategias de venta, te recomendamos que contactes con un profesional.

Una vez tengas todo esto claro, vamos a poner solución a los inconvenientes más comunes que dificultan la venta de una vivienda:

  • El precio no es el adecuado: lo más importante es solicitar la ayuda de un profesional inmobiliario, son tantos los factores a tener en cuenta que es sencillo cometer un error en este aspecto.
  • Un mal anuncio de tu vivienda puede generar desconfianza. Como hemos comentado con anterioridad es esencial tener en cuenta el método de promoción.
    • Contratar a un buen fotógrafo puede ser una solución ideal, unas fotos realistas y cuidadas despiertan el interés de cualquier comprador.
    • Redactar un texto llamativo potenciando las ventajas de la vivienda es un acierto, pero hay que tener cuidado con las exageraciones.
    • Ten muy en cuenta los portales inmobiliarios online y las redes sociales, son una vía comunicativa de gran alcance con el poder de llegar a infinidad de personas.
  • Tener la casa en malas condiciones es un error que no puedes permitir. Ser realista con uno mismo es fundamental, como hemos dicho con anterioridad una reforma a tiempo es una excelente inversión. Una vivienda atractiva y confortable gana muchos puntos.
  • Una dura competencia dificulta siempre el éxito de venta, por eso es aconsejable reunir toda la información de interés, como por ejemplo la localización, servicios de la comunidad, proponer un precio negociable, etcétera.

No te olvides de tener todos los papeles del domicilio en regla, es necesario conocer toda la información legal y proporcionar la documentación necesaria para vender tu casa, de esta manera te evitarás muchos quebraderos de cabeza.

Por todas estas razones, la mejor opción es recurrir a un profesional inmobiliario que podrá administrar, buscar clientes, hacer las fotografías y gestionar este complicado trabajo pero que te dará sin duda un respiro.

Una vez tengas todo listo podrás decir con tranquilidad y sin dudas: “Es el momento adecuado, sé que quiero vender mi casa.”

 

Alquilar tu propiedad a turistas

¿Estás pensando en alquilar tu propiedad a turistas? ¿Te lo has planteado alguna vez?

Es probable que te atraiga la idea de rentabilizar tu propiedad alquilándola, y así obtener ingresos extra, pero no sabes qué leyes se aplican y cuáles serían tus obligaciones fiscales en ese caso.

Por esta razón, a continuación te explicamos esos datos claves que necesitas saber sobre alquiler turístico. Comencemos explicando en qué consiste.

Alquiler turístico: ¿cuál es su definición?

Se habla de alquiler turístico o vacacional cuando se cede a un usuario una vivienda que está amueblada y equipada, de manera temporal y con fines lucrativos, para que la use en su totalidad y de forma inmediata.

Existen diferentes clasificaciones para este tipo de alquiler, pero en general, se diferencia entre apartamentos y viviendas turísticas.

Se habla de alquiler de apartamentos turísticos para referirse a aquellos edificios que están dedicados de manera exclusiva al alojamiento de turistas, y que suelen estar gestionados por empresas.

En cambio, el alquiler de vivienda turística se refiere a un alojamiento ubicado dentro de una zona residencial, que es alquilado por una persona particular.

Cuando piensas en alquilar tu propiedad a turistas, te sitúas dentro de esta segunda categoría.

Leyes que debes conocer al Alquilar tu propiedad a Turistas

A continuación vamos a comentar detalles sobre la ley de pisos turísticos.

Este tipo de alquileres está regulado por las normativas turísticas de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos.

Así que te recomendamos que consultes las normativas de alquiler turístico vigentes en tu ciudad o región, para que conozcas cómo obtener una licencia de piso turístico. Este es el primer paso que debes dar. Antes de que tengas cualquier tipo de penalización.

Además, según la última modificación de la Ley de Propiedad Horizontal, debes verificar si en tu comunidad de vecinos existe alguna condición o restricción para alquilar tu propiedad a turistas.

Obligaciones fiscales relacionadas con el Alquiler turístico

Los impuestos que deberás aplicar y declarar al alquilar tu propiedad a turistas son:

IRPF: Declaración de rentas de capital Inmobiliario

En esta declaración puedes deducir los gastos generados por la propiedad, y gravámenes como el IBI o las TRUA, entre otros.

Ten presente que esta deducción se aplica tomando en cuenta el tiempo de alquiler. Es decir, no podrás deducir los gastos de todo el año si alquilaste la vivienda solo durante un mes.

IVA: ¿Cuándo debes cobrarlo?

Los turistas solo pagan el 10% de IVA en su factura de alojamiento, si les prestas servicios de industria hotelera durante su estancia: comidas, lavandería, limpieza o cambio de sábanas diario.

Por lo tanto, si al alquilar tu propiedad a turistas, realizas la limpieza y el cambio de sábanas antes o después de que ellos se vayan, tu huésped está exento de pagar IVA.

Al alquilar a través de una empresa gestora, ellos le facturan al cliente, y tú deberás emitir una factura a esta empresa para que te pague, aplicando un 21% de IVA.

En cambio, cuando alquilas a través de un intermediario o plataforma online, tú tienes trato directo con el turista, y debes emitir factura tomando en cuenta lo explicado al principio.

Algunas trabas

  • En muchas partes de España se necesita licencia. En Catalunya es obligatoria. Barcelona tiene una moratoria en la concesión de licencias turísticas por lo que no se conceden nuevas licencias.
  • Debes de gestionar las entradas y salidas, limpiezas, reparaciones e imprevistos que puedan surgir.
  • Normalmente  los gastos deben estar incluidos en el precio, como suministros, lavandería y limpieza por lo que se reduce la rentabilidad real de este tipo de alquiler.

¿Te animas a alquilar tu propiedad a turistas?

Al cumplir con estas normativas y con las obligaciones estipuladas por la Agencia Tributaria para el alquiler vacacional, estarás operando de manera legal y evitarás sanciones.

Si no puedes cumplir con las leyes establecidas, te recomendamos que no lo hagas ya que la penalización te podrá salir muy costosa.

 

 

¿Qué es el Crowdfunding Inmobiliario?

Lunes 9 AM. Estás en la oficina poniéndote al día con la bandeja de entrada. Todavía recuerdas lo bien que te lo pasaste el fin de semana fuera cuando de repente escuchas en la mesa de al lado: “Pues sí, invertí el ticket mínimo. 50 euros. Ahora hace falta que se apunte más gente para ver qué tal sale.” A lo que el otro le responde: “es que a mí esto del Crowdfunding Inmobiliario me da un miedito… yo tengo que conocer de verdad a la gente antes de meter dinero”

Y es aquí cuando te preguntas: ¿Qué es el Crowdfunding Inmobiliario? Continuar leyendo “¿Qué es el Crowdfunding Inmobiliario?”