Ventajas y desventajas de una casa nueva o una de segunda mano

Ya estás decidido a comprarte la casa de tus sueños, pero dudas entre si apostar por comprar una vivienda nueva o de segunda mano. Con los aspectos que analizamos a continuación, que incluyen tanto aspectos económicos como relacionados con las comodidades, trataremos de ayudarte a tomar la mejor decisión.

Precio:

En este momento, el precio del metro cuadrado de un piso nuevo se sitúa en 2.088 €/m2 y el de uno de segunda mano en 1.849 €/m2 apróximadamente. Pero lo que realmente va a determinar la decisión de tu compra es el dinero que tengas  ahorrado y los ingresos mensuales, ya que ambos condicionarán el resultado de la hipoteca . En definitiva, la diferencia económica por metro cuadrado no es muy notable, pero puede resultar un factor totalmente decisivo a la hora de decidir comprar una vivienda nueva o de segunda mano.

Acceso:

Si adquieres una vivienda de segunda mano en la que no se necesite ningún tipo de reforma tienes la ventaja de poder acceder inmediatamente. Sin embargo si compras una vivienda nueva que se encuentre en fase de construcción tendrás que esperar un tiempo para acceder, pero cuentas con la ventaja de tener mayor facilidad de pago ya que tendrás un margen de tiempo ventajoso para ti desde la fase de la construcción hasta la entrega de tus llaves.

De lo contrario si la vivienda nueva ya está terminada , en lo que finalices las escrituras ya podrás acceder a tu nuevo hogar.

mudanza casa nueva

Impuestos y Gastos:

El IVA de la compra de una casa nueva se sitúa en el 10% del valor de la vivienda. A diferencia del ITP de una vivienda de segunda mano ( Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) que puede ser del 6% al 10% del precio escriturado según la comunidad autónoma en donde esté ubicada la propiedad.

Tamaño:

Tradicionalmente las viviendas nuevas son más pequeñas que las viejas, pero a nivel de distribución han mejorado e incluso se pueden conseguir habitaciones tipo suite, con baño incorporado, armarios empotrados , etc.

Adaptación:

Normalmente, las personas que adquieren una vivienda de segunda mano optan por hacer algunas reformas dependiendo del estado de la casa y adaptarlas a su estilo. Por lo contrario, si se adquiere una casa nueva no se necesitará ninguna renovación.

reforma casa segunda mano

Ubicación:

Los centros de las ciudades ya están totalmente copados de viviendas de segunda mano, en este caso, la ventaja es la cercanía a todos colegios, médicos, supermercados, oferta cultural y de ocio.

Por otra parte la mayoría de las obras nuevas están situadas en las afueras de las ciudades con mayores posibilidades de esparcimiento como piscinas, jardines, instalaciones deportivas que, también conllevan un incremento del costo de la comunidad.

Calidad:

Según nuevas normativas, las viviendas nuevas son construidas con un alto estándar de calidad. Esto, evita la necesidad de renovación en los siguientes años para la tranquilidad del comprador.

mudanza casa nueva pareja

En conclusión, son muchas las fortalezas y debilidades que tiene cada opción. Desde Homim te recomendamos que en lo que a la parte económica se refiere, analices con un profesional el estado de la vivienda de segunda mano para saber si ésta requiere una reforma. En el caso de que el inmueble necesite reformarse, quizás te resulte más rentable comprar una vivienda nueva.

Con respecto a tu presupuesto, es muy importante tener en cuenta tanto tus ahorros, como tus ingresos mensuales para tomar la decisión entre vivienda nueva o de segunda mano. Y por último, influirá mucho en la decisión el estilo de vida que quieras llevar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *