Alquiler con opción de compra: ¿a quién beneficia más?

La crisis ha cambiado por completo el panorama inmobiliario, y uno de estos cambios es el auge de la modalidad de alquiler con opción de compra.

Sea por desconfianza o ignorancia, tanto propietarios e inquilinos pueden dudar sobre si en realidad les beneficia a ellos. Por eso queremos resolver esta duda y dejar las cosas un poco más claras.

¿Qué es la modalidad de alquiler con opción de compra?

 

El alquiler con opción de compra es la modalidad por la que se contrata el uso de una vivienda. En este caso, se paga un alquiler mensual y se pacta la posibilidad de comprarla de forma definitiva.

Durante un tiempo determinado por contrato, el inquilino podrá decidir quedarse con la casa. Mientras, deberá pagar la mensualidad correspondiente por alquiler y conocer si en realidad es la vivienda que buscaba.

Si el inquilino decide quedarse con la casa, al total del precio de la misma se le descontará lo ya pagado durante el alquiler. Por lo que es un buen incentivo para decidir quedársela si ya has permanecido mucho tiempo y estás convencido.

Ventajas y desventajas del alquiler con opción de compra

 

Tanto para propietario como para inquilino, la modalidad de alquiler con opción de compra aporta una serie de ventajas y desventajas.

Al propietario le beneficia esta modalidad al poder rentabilizar la vivienda, despreocupandose de que esté vacía y así balancear gastos. Además de ser una de las mejores formas de convencer a las personas de que es la casa que buscan.

En lo que respecta al inquilino, la modalidad de alquiler con opción de compra es la manera que tienen de poder vivir en la casa para hacerse a ella, descubriendo durante todo el proceso si es la que quieren para formar su futuro.

La versatilidad de esta modalidad hace que el inquilino pueda valorar con mayor cercanía y tiempo si es lo que en realidad quiere. Mientras, el propietario no deberá preocuparse por encontrar alguien que le compre la casa.

Ahora sí, puede que a la hora de realizar un contrato por alquiler con opción de compra los precios sean un poco más elevados, ya que la primera intención del propietario es venderla. Así que hay que reflexionar bien si merece la pena realizar esta modalidad.

¿Vale la pena para el inquilino?

 

Si estás buscando el hogar ideal para tu futuro pero no estás del todo convencido de que comprar una casa es lo mejor, esta es una de tus mejores opciones.

Con el alquiler con opción de compra quizás pagues un poco más de mensualidad de lo que sería un alquiler normal; pero en caso de que decidas que es la casa que necesitas para tu futuro, no sentirás que es un dinero perdido.

¿Vale la pena? Sí, si tienes decidido pagar un poco más por la posibilidad de probar la casa antes de comprarla.

¿Vale la pena para el propietario?

 

Por otro lado, el propietario tiene la oportunidad de rentabilizar su propiedad mientras da la posibilidad de venderla. De esta manera es mucho más probable que acabe logrando cumplir su interés inicial.

Se arriesga a todas las desventajas de un alquiler estándar, pero con los inquilinos adecuados no deberá tener ningún problema.

¿Vale la pena, entonces? Sí, ya que facilitas que a los inquilinos que les alquiles se hagan a la casa y su localización. Y es la mejor manera de convencerlos de que es la casa que necesitan para su futuro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *