¿Qué es el Crowdfunding Inmobiliario?

Lunes 9 AM. Estás en la oficina poniéndote al día con la bandeja de entrada. Todavía recuerdas lo bien que te lo pasaste el fin de semana fuera cuando de repente escuchas en la mesa de al lado: “Pues sí, invertí el ticket mínimo. 50 euros. Ahora hace falta que se apunte más gente para ver qué tal sale.” A lo que el otro le responde: “es que a mí esto del Crowdfunding Inmobiliario me da un miedito… yo tengo que conocer de verdad a la gente antes de meter dinero”

Y es aquí cuando te preguntas: ¿Qué es el Crowdfunding Inmobiliario? ¿es como el crowdfunding normal? ¿está regularizado o es alegal? Tranquilo, porque vamos a presentarte un resumen sobre los aspectos básicos del crowdfunding inmobiliario:

¿Qué es el Crowdfunding Inmobiliario?

El crowdfunding inmobiliario consiste en invertir, de manera colectiva, en un buen inmueble. Es decir, un grupo de personas invierten pequeñas cantidades de dinero con el fin de sacar una rentabilidad de la venta de una vivienda. Esta rentabilidad obviamente vendrá definida por el volumen que hayas invertido.

¿Parece guay, no? La verdad es que tiene buena pinta desde fuera, ya que de algún modo el crowdfunding inmobiliario permite diversificar la inversión en diferentes proyectos, lo cual a priori disminuye el riesgo y permite que “cualquiera” pueda invertir en bienes raíces, ya que con pequeñas cantidades de dinero (50-100 euros) se puede acceder a algunos de estos proyectos.

Ya, pero no todo es siempre tan bonito, ¿verdad?

Si bien es cierto que el crowdfunding inmobiliario está regulado desde 2015, debemos tener mucho cuidado con este tipo de proyectos. ¿Por qué? Porque el hecho de que las inversiones se abran al gran público conlleva riesgos, porque no toda el alto y ancho de la población tiene conocimientos sobre finanzas y economía.

Es por esto y por más motivos que os vamos a mostrar a continuación, que creemos que el crowdfunding inmobiliario es una buena herramienta, pero que también tiene puntos de mejora con los que hay que vigilar. A continuación te desvelamos los Pros y Contras del Crowdfunding Inmobiliario:

PROS del Crowdfunding Inmobiliario

  1. Abre la inversión a vivienda al gran público: Al poder invertir con cantidades reducidas, cualquiera podría comenzar a invertir.
  2. Permite diversificar las inversiones: Al poder hacer micro-inversiones, puedes dividir los proyectos en los que te metes, por lo que disminuyes el riesgo (ya sabes, aquello de no poner todos los huevos en la misma cesta…)
  3. Participación en proyectos con poco dinero: Este es uno de los grandes beneficios del Crowdfunding Inmobiliario ya que permite invertir con poco capital.
  4. Está en auge en España: Según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores esta tendencia de micro-inversión está en auge y cada vez gana más adeptos.

CONTRAS del Crowdfunding Inmobiliario

  1. El mercado inmobiliario es cambiante: El crowdfunding inmobiliario posibilita que puedas invertir en bienes raíces, pero hay que tener sumo cuidado cuando lo haces por tu cuenta por las fluctuaciones dele mismo.
  2. Muchas plataformas no tienen experiencia en el sector inmobiliario: Sí, como lo lees. Muchas de las plataformas que encontrarás buscando en Google que aseguran rentabilidad y confianza realmente no tienen experiencia en este sector y son startups que han encontrado en una tendencia en auge una manera de monetizar.
  3. Cada plataforma tiene particularidades internas: Es importante tener en cuenta que al ser algo nuevo, cada plataforma tiene unas reglas del juego diferentes y que por lo tanto el crowdfunding inmobiliario puede ser un poco diferente según con quién estés trabajando.
  4. Limitación máxima por ley: Hay dos tipos de inversores, los no acreditados y los acreditados. Los no acreditados no puedes invertir más de 3.000€ por proyecto ni más de 10.000€ al año. Los acreditados puedes invertir con crowdfunding inmobiliario hasta un máximo de 5 millones de euros.

Como puedes ver, el crowdfunding inmobiliario es una herramienta muy poderosa, pero con la que hay que tener sumo cuidado, además de (si se puede), disponer de cierta experiencia en mercado inmobiliario. Desde Homim recomendamos que contactéis con un experto en la materia de confianza siempre antes de realizar una inversión, ya sea inmobiliaria, financiera o mediante crowdfunding.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *